Aparatología: El poder de la luz Led en el rejuvenecimiento facial

Optima led cara

Las luces Led no solamente sirven para ahorrar energía en la factura de luz. Mediante la aparatología las aplicaciones de los Led van más allá de la iluminación. A modo de curiosidad vamos a hablar sobre su efectividad en la disciplina estética.

Los tratamientos de luz están de moda. Se utilizan para eliminar arrugas, el acné o incluso la tan odiada celulitis. Las famosas ya se han apuntado a estos tratamientos reflejando en sus redes sociales lo satisfechas que se encuentran al terminar su búsqueda del rejuvenecimiento.

Partimos de que la piel es sensible a la energía lumínica. La tecnología de la luz visible Led tiene acción directa sobre la piel variando según el color que se emita. A diferencia del láser, la luz Led no calienta la piel ni provoca dolor, aunque es recomendable proteger los ojos durante el tratamiento.

Estas técnicas de aparatología llevan utilizándose durante años en el campo de la medicina y la estética. Principalmente, había sido utilizada hasta ahora para

liberarnos de la miopía o hacernos olvidar de la depilación.

Los colores y sus efectos

Los tratamientos cutáneos de Led se utilizan principalmente  para dos de los problemas más comunes, las arrugas y el acné. Según se puede observar en diferentes estudios, la luz azul emitida a cierta frecuencia tiene un efecto antibacteriano. Esto resulta realmente útil a la hora de combatir el acné.

Otro tipo de Led como el de color ámbar es eficaz para la rosácea, disminuye la rojez y la inflamación. Si lo que buscamos es eliminar manchas e igualar el tono de nuestro cutis, necesitamos que la luz aplicada sea de color verde. En el cotizado momento de desear rejuvenecer nuestro rostro la luz necesaria varia del color azul al color rojo.

¿Cómo funcionan realmente los tratamientos de aparatología?

Tratamiento de aparatología para hombre

El envejecimiento de la piel es algo natural, sufrimos de manera constante las agresiones de elementos como el sol o la contaminación. Esto nos afecta en mayor medida si tenemos falta de colágeno, el cuál con la edad se produce en el cuerpo cada vez en menor cantidad.

La luz roja utilizada para el tratamiento facial penetra en la dermis y estimula la creación de colágeno. Este, se desplaza a la parte superior de la piel, reduciendo las tan temidas arrugas. La piel rejuvenece, mej

ora en apariencia, textura, hidratación y firmeza.

Ya podemos incluso utilizar aparatos de uso personal con luz Led roja. Ayuda sobre todo a largo plazo por lo que debemos ser constantes a la hora de su utilización. Los aparatos más conocidos son: Baby Quasar plus  o Quasar Md Plus entre otros.

 

El último filón, la máscara Led

El proceso se parece a la fotosíntesis. La luz Led se aplica desde una máscara directamente a la piel. Existen diferentes tipos de máscara, que emiten diferentes colores. Según el color se utilizan para cada uno de los tratamientos que hemos hablado anteriormente. Máscara roja para las arrugas, máscara azul para el acné o máscara verde para las manchas.

Estas máscaras pueden comprarse en el mercado para tratarse desde casa y sus precios oscilan en torno a los 300 euros.